top of page
_W6A2664.jpg

FICUS LYRATA

Origen: África.

Lugar: exterior o interior con mucha exposición.

Periodos de fertilización: Fertilizante líquido cada 15 días en primavera y verano. O bien, fertilizante de liberación lenta cada 3 meses.

Altura máxima: 10 metros.

Suelo favorable: En cuanto al sustrato para nuestra ficus, un sustrato universal para plantas de interior será habitualmente suficiente. Si quieres asegurarte de darle una buena base, siempre puedes preparar tu propio sustrato universal con un tercio de turba, un tercio de fibra de coco y un tercio de humus de lombriz. Así queda una mezcla ligera, oxigenada, con un buen drenaje y muy rica en nutrientes, que mejorará aún más si añades un poco de vermiculita y perlita.

Tipos y causa de enfermedades: Exceso de riego: En este caso, las hojas de tu Ficus Lyrata se tornarán de un color marrón, pasando de más claro a oscuro, presentando manchas negras y luego soltando las hojas. Esto pasa cuando se riega demás. Temperatura : si tu ficus sufrió cambios de temperatura, corrientes de aire, o temperaturas bajas por un periodo mayor a 3 días, podría estresarse y botar todas sus hojas. En caso de que tu Ficus Lyrata haya tenido exposición a bajas temperaturas, sus hojas se volverán completamente cafés, y se doblarán. Falta de agua: Cuando las hojas dejan de estar tersas y parece que estén marchitas, es que necesita agua. Si tu Ficus tiene las hojas dobladas hacia dentro o si las ves muy apagadas, significa que necesita que lo riegues.

Cuidados especiales: En principio no es necesario podar esta planta en interior. En exterior, en cambio, si la dejamos crecer naturalmente adquirirá porte de árbol, así que si queremos mantenerla con porte arbustivo será necesario realizar una poda anual más agresiva. Como árbol, será suficiente despuntar el tallo principal una vez alcanzada la altura deseada.

bottom of page